Contacto cero: ¿qué es, cómo se aplica y cuáles son sus beneficios?

Curado por: Camilo Sáenz-Moncaleano, PhD
Curado por: Camilo Sáenz-Moncaleano, PhD

Camilo es un psicólogo con más de 12 años de experiencia académica. Actualmente se desempeña como profesor universitario y consultor en temas de alto rendimiento, bienestar y salud mental.

En este artículo hablamos de:

El contacto cero es una forma pensada para alejarnos de aquello que nos está lastimando para así, sanar. Como ya te imaginarás, el contacto cero se basa en no saber nada, no comunicarse, escribir, llamar, etc. a esa persona.

Si tú también buscas sanar, es mejor que sigas leyendo esto. Aquí te contaremos todo sobre el contacto cero: ¿qué es?, ¿cómo se aplica?, y ¿qué beneficios tiene para ti?. Así, podrás poner en práctica el contacto cero auténticamente para que funcione.

¿Qué es el contacto cero?

No hay mejor forma de definir al contacto cero que como una forma de alejarte de aquella persona que te lastima. Y es que en la técnica del contacto cero lo que se hace es cortar completamente el contacto con la persona, de allí es que viene su nombre.

Al aplicar el contacto cero con esa persona que ya no quieres en tu vida, lo que buscas es proteger tus propias emociones y respetar el proceso de duelo que conlleva separarte de esa persona, así como evitar interferencias en este proceso. Todo esto con el fin de garantizar que el proceso de sanación sea verdadero y  auténtico. Así como también podrás comenzar a construir una nueva vida y una mejor versión de ti mismo(a).

De la Tusa a la Transformación

De la Tusa a la Transformación

Superar una ruptura es difícil, pero no imposible. Te brindamos las herramientas y el apoyo emocional necesario para volver a encontrar la felicidad y la paz interior.

¡Recupera tu Felicidad!

¿Cómo aplicar el contacto cero? 

Como todas las técnicas, la forma de aplicarlo depende mucho de cada persona y las situaciones que llevaron al rompimiento de la relación, sin embargo, acá te contamos algunos pasos que puedes implementar para lograr un contacto cero de manera efectiva:

  • Elimina de redes sociales a esa persona.
  • Borra su número y su correo electrónico.
  • Bloquea a esa persona de redes sociales, teléfono y email, para evitar que a pesar que lo borraste, te pueda contactar.
  • Rompe toda comunicación existente y evita retomarla.
  • Pide a tus amigos y familia que no hablen sobre esa persona.
  • Evita lugares donde sabes que puede estar.
  • Comienza a utilizar tu tiempo libre en otras actividades.
  • Apóyate en las personas que te quieren.
  • Busca atención psicológica profesional.
 

Como te imaginarás, esto es más sencillo de decir que hacer, pero si sientes la tentación de romper el contacto cero, lo mejor que puedes hacer es recordar los motivos por los cuales lo estás haciendo. 

De esta forma podrás volver a ponerte como prioridad, lo cual te ayudará a adquirir más fuerzas y así, lograr que el contacto 0 realmente funcione.

Beneficios del contacto cero

Hablando desde una perspectiva psicológica, el contacto cero tiene los siguientes beneficios para tu proceso de sanación y duelo por dejar a esa persona que seguramente fue parte importante de tu vida.
 

Dejar el auto-engaño

Muchas veces, después de una ruptura, nos engañamos a nosotros mismos pensando que siempre se puede llegar a ser amigos de nuestra ex pareja, que al siguiente día todo será como si nada o incluso puede que mantengas las esperanzas de volver a estar juntos. Si bien esto es una posibilidad, en muchos casos simplemente no es el caso.
El gran problema de esto, es que pensar de esta manera solo nos genera confusión, frustración y dolor. Especialmente si eso que tanto deseamos o hemos idealizado, no se cumple, lo cual llevará a que suframos más daño al recordar todo lo que pasó, lo que pudo haber sido o que la otra persona continúo su vida mientras nosotros seguimos atados al pasado. En estos casos, el contacto cero nos ayuda a aceptar la realidad y a cerrar el ciclo de la relación definitivamente.
 

Aclarar tu mente

Una de las grandes ventajas del contacto cero, es que no es sólo por la otra persona, también tiene un efecto positivo en nosotros. El contacto cero nos permite tener un espacio para reflexionar sobre lo que ha pasado, lo que sentimos y lo que queremos. Al aplicar el contacto cero con tu ex-pareja puedes crear un espacio de reflexión, sin interferencias que puedan afectar nuestro juicio.
Gracias a la desintoxicación que puede llevar aplicar el contacto cero, podemos pensar con mayor claridad, sin presiones, ni influencias de esa persona que no está haciendo pasar por esto. Así es posible evaluar la decisión de haber terminado, identificar los errores cometidos, aprender de la experiencia y tomar mejores decisiones en el futuro.
 

Salir de dinámicas tóxicas o dañinas

El contacto cero es una forma de protegernos de personas que nos hacen daño, que nos manipulan, que nos maltratan o que nos generan dependencia. A través del contacto 0 es posible romper con esa dinámica de abuso y maltrato.
Al alejarnos de ellas, rompemos el vínculo que nos ata y nos liberamos de su influencia negativa. Además, es posible que en ese espacio que te das, puedes descubrir que realmente no necesitas de esa persona para poder vivir como te lo hacía creer o tú te imaginabas que iba a ser.
 

Fortalecerte emocionalmente

Además de todo esto, el contacto cero también nos ayuda a desarrollar nuestra resiliencia, es decir, nuestra capacidad de sobreponernos a las adversidades y salir fortalecidos de ellas. Al enfrentarnos al dolor, al vacío y a la soledad, aprendemos a gestionar nuestras propias emociones, a priorizarse, a buscar apoyo en otras personas, y en encontrar recursos para superar la crisis.
 
Aprovechando el tiempo libre del contacto 0, puedes acudir a terapia para así, aprender mejor cómo fortalecer tus emociones y aprender herramientas para que tengas mejores relaciones interpersonales en tu futuro. También, podrás comprobar que en tí puedes encontrar todo lo que necesitas para sobrevivir y tener una vida saludable.
 

Priorizar con tus necesidades, revalorizarte

El contacto cero también nos brinda la oportunidad de enfocarnos en nosotros mismos, en nuestras necesidades, en nuestros deseos y en nuestros proyectos. Tendrás tiempo libre para tus hobbies y eso que te gusta. Cosas que muchas veces dejamos de hacer por estar con otra persona, o incluso que nos piden que las dejemos de hacer.
Al dejar de depender de otra persona, podemos recuperar nuestra autonomía, nuestra identidad y nuestro valor. Así, podemos cuidarnos, mimarnos y hacer lo que nos hace felices. Se trata de buscar nuestra mejor versión como parte del proceso de sanación y del contacto cero con esa persona que seguramente ya no aporta nada positivo en tu vida.
 

Reencontrarte contigo mismo/a

Muchas veces, por estar en una relación con otra persona perdemos realmente quienes somos, nos desdibujamos en la relación. Gracias al contacto 0 también podremos redescubrirnos, conocer nuestras fortalezas, nuestras debilidades, nuestros gustos, nuestros intereses y nuestros sueños.
Reencontrarnos con nosotros mismos no solo nos permitirá sanar. También nos ayudará a recordar quiénes realmente somos, qué nos gusta y qué nos hace especiales. Además, el reencontrarte permitirá que el contacto cero tenga mejores resultados no sólo para esa relación que estás dejando atrás, sino también para las que vienen.
 

Aumentar tu autoestima

Otro beneficio del contacto cero es que este nos ayuda a mejorar nuestra autoestima. Al alejarnos de una relación que nos hacía daño, que nos restaba, que nos limitaba o que nos anulaba, podemos recuperar nuestra confianza, nuestra seguridad y nuestro amor propio.
Como parte de la cadena de beneficios del contacto cero, al reencontrarnos con nosotros mismos podremos recordar lo que valemos. Esto permitirá fortalecer nuestra autoestima a la par que sanamos nuestras heridas.
 

Sanar heridas del pasado

Cuando nos desconectamos de eso que nos drena energía es mucho más fácil llevar a cabo el proceso de sanación. Por ejemplo, el contacto cero nos facilita el proceso de sanación de las heridas que nos ha dejado la ruptura, como el rechazo, la traición, la culpa, el resentimiento o el miedo.
Al darle tiempo al tiempo, al expresar nuestras emociones, al perdonarnos y al perdonar, podemos cerrar las heridas, soltar el pasado y abrirnos al presente. Esto nos permitirá seguir adelante sin cargar el ancla de las heridas abiertas.
 

Conseguir un desapego mental y emocional

Por último, el contacto cero también nos permite lograr un desapego mental y emocional de nuestra ex pareja o de la persona que nos hace daño. Esto significa que dejamos de pensar en ella, de sentir por ella, de esperar algo de ella y de sufrir por ella.
 
Así, podemos liberarnos de la carga que nos impide avanzar y estar en paz con nosotros mismos. Nos sentiremos mejor, nos sentiremos más ligeros y libres. De esta forma nuestra calidad de vida mejorará.

¿Es una buena práctica el contacto cero?

Muchas personas se preguntan si el contacto 0 es una buena práctica, o por el contrario, una forma inmadura y evitativa de solucionar los problemas. De forma corta, el contacto cero puede ser una buena práctica en algunos casos, siempre y cuando se haga con respeto, honestidad y responsabilidad.
 
No se trata de desaparecer sin dar explicaciones, ni de usar el silencio como una forma de manipulación o venganza. Se trata de tomar una decisión consciente y madura de alejarse de una persona que ya no forma parte de nuestra vida.
Una manera, sin lastimarse, de comunicarle esa decisión de forma clara y firme, sin dejar espacio para la ambigüedad o la confusión. El contacto cero debe ser una medida temporal, no definitiva, que nos ayude a cerrar un ciclo y a avanzar hacia una nueva etapa.
 
El contacto cero con mi pareja debe ser una decisión enfocada en tu crecimiento y sanación, no una práctica inmadura como el ghosting. Tampoco una forma narcisista de hacer que la otra persona venga rogando a tus pies. El contacto cero, aplicado de manera correcta es para ti, para que te sientas bien y mejore tu bienestar, mas no para causar algo en la otra persona.
 
Vale la pena recordar que la decisión del contacto cero varía según el contexto. Depende mucho de las características de la relación, de las circunstancias de la ruptura, de los sentimientos de las partes involucradas y de los objetivos que se persiguen.

De la Tusa a la Transformación

Transforma tu dolor en una poderosa fuerza de cambio. Conéctate con nuestros especialistas para superar la tusa y descubrir una nueva fortaleza interior

¡Renace más fuerte! Empieza ahora

Etapas del contacto cero

El contacto cero es un proceso que tiene varias etapas las cuales contemplan distintos retos, pero también, diferentes desafíos. Para que puedas implementar el contacto cero mi pareja, ¡es mejor que las conozcas todas!
 

1. Etapa de la seguridad inicial

Esta es la primera etapa del contacto cero, en la que se toma la decisión de cortar el vínculo con la otra persona. Aquí se elimina y bloque su contacto de todas las vías posibles: teléfono, redes sociales, correo electrónico, etc.
En esta etapa, se siente una sensación de alivio, liberación y seguridad, ya que se cree que se ha hecho lo correcto y que se podrá superar la situación sin problemas. Desafortunadamente, este impulso inicial suele ser breve y pronto se pasa a la siguiente etapa.
 

2. La puesta en duda de la decisión

Aquí se empieza a cuestionar la decisión de aplicar el contacto cero y se siente la tentación de romperlo. Esto se debe a que se extraña a la otra persona, se idealiza la relación, se recuerdan los momentos buenos y se minimizan los malos. Incluso se fantasea con una posible reconciliación o se siente curiosidad por saber qué está haciendo o con quién está. 
Y todo esto tiene sentido y es una reacción natural. Es muy probable que compartieras gran parte de tu tiempo con esa persona, y que muchas actividades y objetos te recuerden de la relación. En este sentido, es posible que experimentes estrés, insomnio, falta de apetito, tristeza o incluso síntomas de problemas de salud mental como la depresión o la ansiedad. Esta es una etapa difícil, en la que se necesita mucha fuerza de voluntad y en muchas ocasiones, apoyo de otras personas para no caer en la trampa de romper el contacto cero.
 

3. Preocupación y cuestionamiento

Durante la tercera etapa se siente una mezcla de preocupación y culpabilidad por haber aplicado el contacto cero. Se piensa que se ha sido injusto, cruel o egoísta con la otra persona, que se le ha hecho daño, que se le ha abandonado o que se le ha olvidado.
También se puede sentir miedo de perderla para siempre o que se enamore de otra persona. Estos pensamientos pueden generar angustia, arrepentimiento o inseguridad. En esta etapa debemos recordarnos que el contacto cero se hace por nuestro bienestar y que no se le debe nada a la otra persona.
 

4. Decisión final

Esta es la última etapa del contacto cero, en la que se acepta la ruptura, se supera el duelo, se cierra el ciclo y se recupera la confianza en uno mismo. En esta etapa, se deja de pensar en la otra persona, se dejan de sentir emociones negativas hacia ella, se asume que la relación no funcionó y que no hay vuelta atrás. También se aprende de los errores y se agradece lo vivido.
 
Una vez concluye el contacto cero se comienza a disfrutar de la vida otra vez, a retomar los proyectos, las aficiones, las amistades y a abrirse a nuevas oportunidades. Esta es la etapa en la que se consigue el objetivo: sanar y seguir adelante.
Ten en cuenta que si bien acá presentamos las etapas de forma lineal, puede que no siempre lo sean. Hay casos en los que la persona puede “regresar” a una etapa ya superada o incluso que se salte alguna etapa. Adicionalmente, el tiempo que toma cada etapa puede variar mucho de persona en persona, pero lo que debes saber es que con tiempo y esfuerzo, a pesar del sufrimiento que este proceso te puede causar, estar moviéndote cada día hacia una vida más provechosa, saludable y donde tú eres tu mayor prioridad.
 
¡Estamos aquí para apoyarte!

¡Estamos aquí para apoyarte!

Nuestra orientación especializada de 15 minutos es completamente gratuita, y te ayudará a encontrar el mejor especialista para ti. No esperes más: ¡toma el control de tu bienestar hoy!.

¡Comienza tu viaje gratis!

Preguntas frecuentes

¿Qué es el contacto cero?

El contacto cero es una técnica que implica cortar toda comunicación con una persona, usualmente tras una ruptura, para permitir la sanación y el avance personal.

Existen diferentes maneras de aplicar el contacto cero y cada una de ellas requiere un esfuerzo. Pero para aplicar el contacto 0 eliminar, puedes comenzar por cortar toda comunicación con una persona, y evitar lugares y situaciones que te recuerden a ella, mientras te enfocas en ti mismo.

Usualmente el contacto cero implica cuatro etapas. La primera es de seguridad inicial, donde tomas la decisión y sientes que es lo mejor que has podido hacer. Le sigue la una etapa donde comienzas a dudar de tu decisión y sientes la tentación de dejar de aplicar el contacto 0. La tercera fase, implica una preocupación y cuestionamiento de tu decisión, pero también es donde te das cuenta que es la mejor opción para tí. Finalmente, llegas a una etapa donde la decisión es final y logras continuar con tu vida de manera satisfactoria y aprendes de lo que te dejó esa relación.

Cuando aplicas el contacto cero se crea un espacio para la auto reflexión, te liberas del estrés y el ancla de la relación tóxica dándote espacio para sanar y trabajar en ti.

La decisión de terminar el contacto cero con la pareja dependerá de cada persona. Hay quienes definen esto en 30 días o hasta en 12 meses. Lo ideal es que finalice cuando te sientas lista, fuerte y sana ¡Y con seguridad de que no caerás otra vez!

Lógicamente que, durante el contacto cero, no puedes buscar a la otra persona, no debes contactar ni preguntar por ella. Tampoco debes de sumirte en el victimismo o en conductas negativas que puedan ser poco saludables.

Especialistas recomendados

Te recomendamos algunos especialistas que se enfocan en trabajar en vínculos afectivos

Escoge el monto de la tarjeta de regalo

Escoge el monto de la tarjeta de regalo

Descubre al especialista perfecto para ti

¿No estás seguro de qué profesional de salud mental elegir?

Regístrate en Selia y te asistiremos en la elección entre más de 300 expertos. Además, podrás agendar tu primera sesión.