¿Cómo aprender a soltar y dejar ir? claves para dejar ir aquello que te limita

Pareja hablando sobre ¿Cómo aprender a soltar y dejar ir?
Curado por: Camilo Sáenz-Moncaleano, PhD
Curado por: Camilo Sáenz-Moncaleano, PhD

Camilo es un psicólogo con más de 12 años de experiencia académica. Actualmente se desempeña como profesor universitario y consultor en temas de alto rendimiento, bienestar y salud mental.

En este artículo hablamos de:

Muchas veces nos aferramos a personas, situaciones o cosas que ya no nos aportan nada positivo, que nos hacen sufrir o que nos impiden avanzar. Soltar y dejar ir significa aceptar la realidad tal como es, sin negar ni resistirnos a ella. Significa liberarnos de aquello que nos ata al pasado o al sufrimiento.

Soltar y dejar ir no es olvidar, ni renunciar, ni mucho menos darse por vencido. Se trata de abrirnos a nuevas posibilidades y oportunidades de crecimiento. Es por eso que aquí te hablaremos sobre soltar y dejar ir como una forma de ¡sanar! 

¿Qué significa soltar y dejar ir?

Soltar y dejar ir es un proceso reflexivo y emocional que implica reconocer lo que nos duele, nos molesta o nos frustra, sin negarlo ni minimizarlo. Al aprender a soltar logramos expresar lo que sentimos, sin reprimir ni descargarlo de forma agresiva.

Este proceso implica aceptar la realidad tal como es, sin idealizarla, distorsionarla, ni forzarnos a creer que “todo está bien”. A partir de la aceptación, podremos perdonar a los demás y a nosotros mismos, sin guardar rencor ni culpa. Una vez logramos la aceptación y el perdón, soltar y dejar implica desapegarnos de lo que ya no podemos cambiar, controlar o tener, sin aferrarnos ni obsesionarnos.

Por supuesto, en muchas ocasiones esto es más fácil de decir que hacer. Ya que suele implicar un proceso de duelo de por medio. Aprender a soltar podría conllevar dolor, sensación de vacío y culpa, pero no por esto deberías condenarte a vivir una vida atado a realidades que ya no existen 

Señales de que es momento de soltar y dejar ir

Por supuesto que la situación y el contexto influyen en la manera en la que buscamos soltar y dejar ir. No es lo mismo superar el duelo por la pérdida de un familiar que una ruptura amorosa o el quedarse sin empleo. Sin embargo, acá hay unas señales que indican que es momento de soltar y dejar ir son:
 
  • Sentirnos estancados, bloqueados o sin rumbo en nuestra vida.
  • Experimentar emociones negativas como tristeza, ansiedad, ira o culpa de forma frecuente e intensa.
  • Tener pensamientos recurrentes sobre el pasado o el futuro que nos generan malestar o angustia.
  • Repetir patrones de conducta que nos perjudican o nos impiden alcanzar nuestros objetivos.
  • Mantener relaciones tóxicas, dependientes o conflictivas con los demás.
  • Perder el interés, la ilusión o la motivación por lo que hacemos o por lo que queremos hacer.
  • Sentir que no tenemos control sobre nuestra vida o que no podemos cambiar nada.
  • No valorar lo que tenemos ni disfrutar del presente
 
 

Conoce tu Mejor Versión

Descubre cómo con terapia puedes transformar tu vida y alcanzar tu bienestar emocional.

¡Da el primer paso al cambio!

¿Cómo saber qué es el momento de soltar?

No hay una fórmula mágica para saber cuándo es el momento de soltar y dejar ir. Cada persona tiene su propio ritmo y su propia forma de procesar lo que le ocurre. El aprender a soltar varía según qué tan sensible eres, tu experiencia y la situación que estás tratando de dejar atrás.

Sin embargo, hay algunas preguntas que pueden ayudarnos a reflexionar sobre si estamos listos para soltar y dejar ir. Toma un tiempo para hacerlas y responderlas lo más honestamente posible, ¡es para ayudarte a ti mismo!

 

  • ¿Qué me aporta esta persona, situación o cosa a mi vida?
  • ¿Qué me quita esta persona, situación o cosa de mi vida?
  • ¿Qué me impide soltar y dejar ir a esta persona, situación o cosa?
  • ¿Qué ganaría si soltara y dejar ir a esta persona, situación o cosa?
  • ¿Qué perdería si soltara y dejar ir a esta persona, situación o cosa?
  • ¿Qué me da miedo de soltar y dejar ir?
 
Si las respuestas a estas preguntas nos muestran que lo que estamos viviendo nos hace más daño que bien, quizás es momento de soltar y dejar ir. O al menos, tomar la decisión de buscar ayuda profesional que nos permita desarrollar las habilidades para soltar y dejar ir.

¿Cómo empiezo a soltar y dejo ir mi pasado?

Comencemos por reconocer que soltar y dejar ir el pasado no es del todo fácil. Requiere de voluntad, paciencia y perseverancia. No se trata de borrar nuestra memoria ni de negar de nuestra historia, sino de aprender de ella y transformarla en algo positivo o por lo menos no en algo que nos ate a un pasado desfavorable.
 
Una buena forma de comenzar es identificando qué es eso que quieres soltar. Una vez lo hagas, puedes iniciar un proceso en el que aprenderás a reconocer qué es lo que sientes y expresarlo de una manera más saludable. Esto es fundamental para aprender a soltar, ya que te ayudará a aceptar tu realidad y buscar estrategias para cambiarla.
 
No trates de juzgarte, culparte o castigarte y más bien, busca perdonarte a ti y a los involucrados. Una vez logres la paz y agradezcas lo aprendido de lo vivido, podrás seguir en el proceso de soltar y dejar ir con acciones concretas, como terminar esa relación, mudarte, etc 
 

Quizá te interese: Frases para pedir perdón

6 pasos para empezar a soltar

Soltar y dejar ir no es un acto puntual, sino un proceso continuo que implica estar atentos a lo que nos pasa y a lo que nos hace falta. Usualmente, algunos pasos en el proceso de soltar y dejar ir son:
 
  1. Tomar conciencia de lo que nos pesa o nos estorba en nuestra vida.
  2. Decidir si queremos soltarlo o no.
  3. Aprender a soltar con ayuda de profesionales, terapia, blogs, etc.
  4. Buscar la forma más adecuada para soltarlo.
  5. Ejecutar el acto de soltar y dejar ir.
  6. Asumir las consecuencias de soltar, como lo son el duelo y abrirnos a lo nuevo que puede venir.

Dejar ir el miedo al cambio: ¿cómo superar la resistencia al cambio?

El miedo al cambio es una de las principales razones por las que nos aferramos a lo conocido, aunque nos haga daño, como por ejemplo una relación o situación tóxica. El miedo al cambio nos hace pensar que lo nuevo será peor que lo viejo. Como dicen, más vale viejo conocido que nuevo por conocer.

Sin embargo, para superar el miedo al cambio, es importante reconocerlo y aceptarlo como una emoción natural y humana. No hay que negarlo ni reprimir, sino expresarlo. En este sentido, es importante enfocarse en los beneficios del cambio y en las oportunidades que nos ofrece. Adicionalmente, es de gran importancia recordar que es muy probable que en el pasado ya lo has hecho de forma exitosa, incluso cuando te costó mucho en un principio.

Dejar ir la culpa: ¿cómo liberarse de la culpa y el auto juicio?

La culpa nos hace sentir que hemos hecho algo malo al soltar y dejar ir, que hemos fallado o que hemos decepcionado a alguien. La culpa nos hace juzgarnos duramente a nosotros mismos y a los demás, impidiendo que tomemos las acciones necesarias y alargando procesos como el duelo.

Para liberarse de la culpa, es importante reconocerla y aceptarla. No hay que negar ni reprimirla, sino asumirla y responsabilizarnos de nuestras acciones.

 

Dejar ir las relaciones tóxicas: ¿cómo reconocerlas y liberarse de ellas?

Las relaciones tóxicas son aquellas que nos hacen sentir mal, que nos roban energía, que nos manipulan o que nos faltan al respeto. Las relaciones tóxicas nos impiden soltar y dejar ir porque nos generan dependencia emocional, miedo a la soledad o baja autoestima.

Para liberarse de las relaciones tóxicas, es importante reconocerlas. No hay que negarlas ni justificarlas, sino ser conscientes del daño que nos hacen y del derecho que tenemos a ser felices. Al aprender a soltarlas, podrás hacer más fácil el proceso de duelo al liberarte de ellas. De seguro no va a ser fácil, pero sabes que eventualmente valdrá la pena tomar esa decisión.

Dejar ir la negatividad: ¿cómo cultivar una mentalidad positiva?

La negatividad es otra actitud que nos impide soltar y dejar ir. La negatividad nos hace ver el lado oscuro de las cosas, anticipar lo peor o magnificar los problemas. La negatividad nos impide disfrutar de la vida.

Cultivar una mentalidad positiva es parte de aprender a soltar. No hay que negar ni reprimir, ni tampoco tratar de convencerte que todo está perfecto, cuando no lo es. De lo que estamos hablando es cuestionar honestamente nuestros pensamientos y contrastar con la realidad. También es importante enfocarse en lo bueno, en lo que podemos controlar y en lo que podemos hacer para mejorar.

Dejar ir el resentimiento: ¿cómo liberarse del resentimiento y el rencor?

El resentimiento es otra emoción que nos impide soltar y dejar ir. El resentimiento nos hace sentir odio y desear venganza a aquella persona o situación que nos ha dañado. En el duelo y el proceso de dejar ir, especialmente cuando nos hicieron daño, es común que el resentimiento se traduzca en rabia.

Para soltar y dejar ir el resentimiento puedes tratar de ser empático con la otra persona. No lo busques entender y aceptar porque lo hizo, sólo busca comprender que lo que hizo fue por una razón. Trata de perdonarlo, déjalo ir y continua. O por lo menos, no te quedes atado a esos sentimientos de rencor que sólo te hacen daño y no te dejan avanzar.

Fases de duelo

Según el modelo propuesto por la psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross, el duelo se divide en cinco fases. Aquí te contamos más de cada fase:

Negación

Esta fase consiste en negar o minimizar la realidad como una forma de protegernos del dolor. Es una fase transitoria que nos ayuda a amortiguar el impacto emocional y a prepararnos para afrontar lo que viene.

Ira

Es la expresión de la rabia, la frustración y el enfado que sentimos por lo que ha ocurrido. La fase de la ira es una fase que nos ayuda a liberar la energía acumulada y a tomar conciencia de lo que hemos perdido en el duelo.

Negociación

Durante esta fase nos negamos a aceptar qué es lo que ha pasado llegando a creer que todo es una mentira y alejándonos de las personas que nos muestran la verdad. Al negar lo sucedido las personas intentan protegerse de lo que sienten.

Depresión

Aquí experimentamos una profunda tristeza, desesperanza y vacío por lo que hemos perdido. Esta es una fase que nos ayuda a asimilar y aceptar de a poco la realidad y a expresar nuestras emociones.

Aceptación

En esta fase logramos aceptar lo que ha ocurrido y adaptarnos a la nueva situación. No significa olvidar ni dejar de sentir dolor, sino reconocer y respetar lo que hemos vivido y lo que sentimos.

Las fases del duelo nos enseña que este es un viaje personal y no lineal desde la negación hasta la aceptación, donde cada fase juega un papel vital en nuestra sanación. Haciendo énfasis en la paciencia y comprensión hacia nosotros mismos y hacia los demás. Con tiempo y apoyo, es posible encontrar una forma de avanzar, manteniendo vivos los recuerdos y enseñanzas de esa persona que ya no está.

 

¿Cuándo es momento de dejar ir a alguien?

Esta es una pregunta que muchas personas se hacen cuando atraviesan una situación de duelo. Ya sea por la pérdida de un ser querido, una ruptura amorosa, un cambio de vida o cualquier otra circunstancia que implique una separación o un cierre.

Otra forma de decidir cuándo soltar y dejar ir es preguntarte ¿Soy feliz?, ¿me siento cómodo o limitado?, ¿realmente es así como quiero vivir mi vida?. Si las respuestas son negativas, entonces es momento de aprender a soltar.

De la Tusa a la Transformación

Transforma tu dolor en una poderosa fuerza de cambio. Conéctate con nuestros especialistas para superar la tusa y descubrir una nueva fortaleza interior

¡Renace más fuerte! Empieza ahora

¿Quieres contar con asistencia psicológica profesional para aprender a dejar ir?

Si estás pasando por un proceso de duelo y sientes que necesitas ayuda profesional para superarlo, puedes contactar a nuestros profesionales. Con su acompañamiento lograrás aprender a soltar reduciendo el dolor que esto implica.

Nuestros especialistas te acompañarán en cada fase del duelo, desde reconocer lo que quieres soltar y dejar ir, ¡hasta tomar acción y soportar lo que vendrá! Un profesional de la salud mental te mostrará que no estás sola y que una vez logres procesar tu duelo, te espera una vida con mayor bienestar emocional.

¿Por qué es tan difícil soltar?

Soltar implica renunciar a algo o alguien que ha formado parte de nuestra vida. Por eso, muchas veces nos resistimos a hacerlo, ya sea por miedo al cambio, por culpa, por apego o por idealización.

El cambio implica salir de nuestra zona de confort. Esto puede generar ansiedad e inseguridad, ya que no sabemos qué nos espera ni cómo nos vamos a sentir. Por eso, muchas veces preferimos quedarnos con lo conocido, aunque nos haga daño.

Además, de que el apego, ese vínculo emocional que establecemos con algo o alguien nos proporciona seguridad, placer o satisfacción, también puede limitarnos. Esto al hacernos creer que sin lo que tenemos o sin lo que somos, no podemos ser felices sin ello.

Claves para soltar el pasado y potenciar tu crecimiento personal

Algunas de las claves para soltar el pasado y potenciar nuestro crecimiento personal son:

Trabaja en tener autocontrol

El autocontrol es la capacidad de regular nuestras emociones, pensamientos y comportamientos. Nos ayuda a mantener la calma, a pensar con claridad y a actuar de forma coherente con nuestros valores y objetivos.

Para desarrollar el autocontrol, podemos practicar técnicas de relajación, meditación o respiración consciente. Además de identificar y cuestionar los pensamientos negativos o irracionales que aparecen automáticamente en ciertas situaciones o con ciertas emociones.

Ábrete a nuevas experiencias

Las nuevas experiencias son aquellas que nos sacan de nuestra rutina y nos permiten descubrir nuevas facetas de nosotros mismos y del mundo. Nos ayudan a ampliar nuestros horizontes y a enriquecer nuestra vida.

Para abrirnos a nuevas experiencias, podemos probar cosas nuevas, viajar, conocer gente diferente, aprender algo nuevo o animarnos a experimentar nuevas actividades como ir al gimnasio o mudarse de ciudad. Se trata de salir de nuestra zona de confort, que si bien no es fácil de hacer, la recompensa de hacerlo, casi siempre es mayor que el miedo a salir de ella.

Perdónate

El perdón es el acto de liberarnos del rencor, la culpa o el resentimiento. Nos ayuda a sanar las heridas emocionales, a reconciliarnos con nosotros mismos y con los demás así como a recuperar la paz interior.

Para perdonarnos, podemos reconocer nuestros errores, asumir nuestra responsabilidad, aprender de la experiencia y aceptarnos tal como somos. Eso sí, recuerda que no siempre al soltar y dejar ir, todo es nuestra culpa, el otro también puede tener responsabilidades.

Disfruta de las pequeñas cosas

Las pequeñas cosas son aquellas que nos hacen sentir bien, que nos alegran el día o que nos llenan de gratitud. Nos ayudan a valorar lo que tenemos, a vivir el presente y a ser felices con lo simple.

Existen muchas formas de disfrutar las cosas pequeñas. Desde darte minutos para practicar la gratitud o escuchar a las aves, hasta ponerte en contacto con los que quieres ¡y expresar tus sentimientos!

Transforma tu Vida Desde Dentro

Tu Camino a la Felicidad: descubre cómo la terapia individual puede transformar tu vida.

¡Agenda tu Sesión Inicial!

Preguntas frecuentes sobre soltar y dejar ir

¿Cómo cerrar ciclos, soltar y dejar ir a una persona especial?

Soltar y dejar ir es muy complicado. Comienza por reconocer eso que te hace sentir mal, acepta que se puede vivir mejor y toma acciones para paso a paso soltar y dejar ir.

Aprender a soltar a una persona es complicado. Puedes hacerlo de la mano de un profesional que te muestre el mejor camino a seguir. Pero, puedes comenzar preguntándote: ¿qué es lo que realmente está aportando esta persona en mi vida?

Las fases del duelo son negación, ira, negociación, depresión y aceptación. Si estás viviendo un duelo date el tiempo para experimentar y aprender de cada fase.

Cuando sientes que el ambiente te lastima, te daña, te limite y te impide ser tú y crecer, es momento de aprender a soltar eso que duele.

El apego, el miedo al cambio, el conformismo y la culpa son sentimientos que dificultan el soltar y dejar ir. Identificarlos es crucial para lograr un cambio verdadero.

Muchas personas se aferran a alguien por la falsa creencia de pensar que no mereces algo mejor. Al aprender a soltar descubrirás que sí hay algo mejor esperando por ti.

Reconoce qué es lo que te duele, toma acción y poco a poco, deja ir. Comienza por ser consciente de qué es lo que debes cambiar tu vida y busca ayuda si crees que la necesitas.

Especialistas recomendados

Te recomendamos algunos especialistas que se enfocan en temas relacionados con Soltar y dejar ir

Escoge el monto de la tarjeta de regalo

Escoge el monto de la tarjeta de regalo

Descubre al especialista perfecto para ti

¿No estás seguro de qué profesional de salud mental elegir?

Regístrate en Selia y te asistiremos en la elección entre más de 300 expertos. Además, podrás agendar tu primera sesión.