Comunicación asertiva: definición, características y objetivo

comunicación asertiva
Curado por: Camilo Sáenz-Moncaleano, PhD
Curado por: Camilo Sáenz-Moncaleano, PhD

Camilo es un psicólogo con más de 12 años de experiencia académica. Actualmente se desempeña como profesor universitario y consultor en temas de alto rendimiento, bienestar y salud mental.

En este artículo hablamos de:

La comunicación asertiva te permite comunicarte de manera adecuada, expresando tus ideas y defendiendo tus derechos. Además, te permite expresarte haciéndote responsable de tus emociones sin poner toda la responsabilidad en terceros. 

La comunicación asertiva implica mucho más que un concepto y, en este artículo, nos haremos un profundo recorrido por sus definiciones, características y objetivos. 

¿Qué es la comunicación asertiva?

La comunicación asertiva es la capacidad de expresar pensamientos, emociones y necesidades de manera clara, honesta y respetuosa, evitando tanto la agresión como la sumisión. Se trata de afirmar los propios derechos mientras se consideran los de los demás, lo cual ayuda en el desarrollo de relaciones saludables y una resolución constructiva de conflictos.

Además, comunicarse de forma asertiva implica transmitir ideas y sentimientos de manera directa y honesta, sin intimidar ni dejarse intimidar, buscando un equilibrio entre afirmar los derechos personales y respetar los de los demás, y de esta manera, fomentando relaciones armoniosas y productivas en tu vida diaria.

Terapia psicológica en línea

Terapia psicológica en línea

Embárcate en un viaje de autoconocimiento y crecimiento personal con nuestro Programa de Terapia Individual. Descubre tu potencial y encuentra la paz interior que mereces.

¡Inicia Tu Transformación!

Características de la comunicación asertiva 

Existen 6 ejes fundamentales para conseguir una comunicación efectiva, estas características son:

  • Ser consecuente con las ideas pero respetando a los demás: La asertividad nos permite expresar nuestras opiniones, principios e ideas. Asimismo, podremos escuchar, respetar y empatizar con lo que piensa el resto de las personas involucradas. En este punto, la asertividad es la cualidad de expresar las opiniones sin pretender imponer nuestras ideas.
 
  • Mantener el respeto siendo empático, preciso y honesto: Una persona agresiva suele expresarse siendo precisa y honesta, pero no empática, es decir no considera ni piensa en las emociones de los demás. Por otro lado, una persona que se expresa con respeto y empatía, sin buscar ser precisa u honesta, puede ser tomada como sumisa.

    Cuando el respeto, la empatía, la precisión y la honestidad se hacen presente en un mensaje, la comunicación asertiva será efectiva.

 
  • Pedir lo que necesitas y tender una mano a las necesidades de los demás: Cuando se transmite un mensaje asertivo no tendrás que infundir miedo para asignar tareas o para pedir lo que te mereces. Pero tampoco estarás complaciendo a los demás por encima de tus propios intereses. Con este tipo de comunicación, pueden encontrar la combinación perfecta entre tus necesidades y reconocer las de las otras personas.
 
  • Expresar tus emociones sin echar culpas: La responsabilidad es uno de los elementos fundamentales de la comunicación asertiva. Asumir la responsabilidad de nuestros actos y sus consecuencias, y  también permitir que las otras personas lo hagan con los suyos. Una comunicación efectiva incluye mostrarles a otras personas cómo afectan sus acciones sin juzgar, descalificar o culpar.
 
  • Construye en los conflictos: Cuando los conflictos son abordados por personas con tendencias destructivas suelen ser 100% negativos. Sin embargo, cuando los conflictos son abordados desde la asertividad se pueden conseguir mejoras, cambios y beneficios. Es decir, se busca la solución de conflictos que sea conveniente para todas, o la gran mayoría de las partes, de forma constructiva y empática.
 
  • Comunicación tranquila y firme: Una de las maneras de ser respetuoso y empático es conservando la tranquilidad de la comunicación. 
 

Objetivo de la comunicación asertiva

Uno de los objetivos fundamentales de la asertividad es comunicar una idea de manera eficiente, amable, empática y concisa. Este tipo de comunicación dista mucho de los dos formas más comunes de comunicación:
 
  • Pasiva: Genera frustraciones y suele afectar las relaciones interpersonales al evitar hablar de lo que conlleva al conflicto y por ende las posibilidades de resolverlo son mínimas.
 
  • Agresiva: Infiere de forma autoritaria sin medir los daños que genera en los sentimientos de las otras personas.  
 
Estos tres tipos de comunicaciones son las que aparecen al afrontar una misma situación. En este sentido, el objetivo de la comunicación asertiva es la de transmitir pensamientos y sentimientos de manera clara y respetuosa, buscando la promoción de relaciones saludables y la resolución de conflictos de forma constructiva.
 

Tipos de comunicación asertiva

Existen dos tipos de comunicación asertiva que es importante reconocer:
 
  • Comunicación asertiva verbal: Tiene que ver con lo que se dice. Se construye a partir de las palabras que se eligen para comunicar, el armado de las oraciones y de las directivas lingüísticas. En comunicaciones digitales, hace referencia a la selección de palabras al escribir y el tono en que buscas presentarlas.
 
  • No verbal: Es aquello que no decimos, son nuestros gestos, posturas corporales e incluso podría ser el lugar que elegimos para mantener una conversación. Recuerda que no comunicarse, por ejemplo quedarse en silencio, es una forma de comunicación ya que transmite nuestro mensaje de forma no verbal.
 

Conoce tu Mejor Versión

Descubre cómo con terapia puedes transformar tu vida y alcanzar tu bienestar emocional.

¡Da el primer paso al cambio!

¿Qué debemos tener en cuenta en la comunicación asertiva?

Para mantener una comunicación eficiente se deben tener en cuenta tres factores:
 
  • La claridad del mensaje: Comunicar específicamente qué es lo que queremos sin insinuaciones o ambigüedades. Entre más claro sea el mensaje que deseamos transmitir, mejores resultados obtendremos.
 
  • Ser concreto: Si nos excedemos en las argumentaciones nuestro mensaje pierde fuerza y peso. De igual manera, si es muy corto y no aporta toda la información necesaria, puede que no logre transmitir lo que quieres expresar.
 
  • Saber reconocer los errores: Saber reconocer los errores es esencial en la comunicación asertiva, ya que fomenta un ambiente de diálogo honesto y respetuoso. Además, demuestra humildad y responsabilidad, fortaleciendo la confianza y promoviendo relaciones auténticas. Todo esto lleva a facilitar la resolución de conflictos y el aprendizaje continuo.
 

Aspectos para tener en cuenta en la comunicación asertiva

Los humanos somos seres sociales por naturaleza. En cada instante de nuestra vida cotidiana nos encontramos manteniendo diferentes tipos de relaciones: familiares, de amistades, en el trabajo o simples interacciones cuando hacemos las compras.
 
Ese rasgo característico de los humanos nos lleva a una necesidad básica de ser asertivo, eficiente y respetuoso en nuestra comunicación. En este sentido, existen tres aspectos básicos de la asertividad que nos permiten tener una mejor comunicación con otras personas:
 
Confianza
 
La confianza es un eje fundamental de la comunicación asertiva. Tener confianza permite expresarse con autenticidad, fomenta conexiones genuinas y te da la credibilidad necesaria durante las conversaciones. Cuando confiamos en ti mismo y en los demás, te sentirás más seguro de comunicar tus ideas y sentimientos sin temor al juicio o rechazo, lo que fortalece tus relaciones interpersonales y promueve un ambiente de apertura y colaboración.
 

Claridad

La claridad en la comunicación asertiva es esencial para asegurar que el mensaje sea entendido correctamente. Al expresarnos con claridad y precisión, evitamos malentendidos y confusiones que pueden darse por culpa de la ambigüedad o la falta de detalles. La claridad permite transmitir nuestras ideas, necesidades y expectativas de manera efectiva, facilitando una comunicación más fluida y satisfactoria en todas nuestras interacciones.
 

Control

Finalmente, el control emocional desempeña un papel fundamental en la comunicación asertiva. Nos permite manejar nuestras emociones de manera constructiva, expresándonos de forma calmada y respetuosa incluso en situaciones complicadas y en las que las emociones están a flor de piel. Al mantener el control sobre nuestras reacciones emocionales, podemos evitar respuestas impulsivas o agresivas, promoviendo en su lugar un diálogo respetuoso y una resolución de conflictos más efectiva.
 

Comunicación asertiva y empatía

Una buena comunicación nos otorga muchos beneficios. Pero por qué es importante la comunicación asertiva, básicamente porque genera empatía. 
 
Una comunicación asertiva y empática permite transmitir buenas sensaciones a la otra persona, lo cual facilitará las conversaciones. Nuestras opiniones generan credibilidad, lo que permite que la otra persona se abra y pueda expresar sus propias opiniones. 
 
Gracias a la comunicación asertiva y empática se infieren mensajes claros y precisos. Mientras que el interlocutor no sentirá que está siendo menoscabado en sus pensamientos, ni evaluado o amenazado.

Comunicación efectiva y asertiva

Estos dos tipos de comunicaciones comparten cosas en común, sin embargo, la comunicación efectiva tiene otro enfoque que detallaremos a continuación:
 
  • La comunicación efectiva tiene como objetivo llevar mensajes claros.
  • Intenta encontrar un punto de entendimiento con el interlocutor.
  • Tiene un enfoque más profesional y laboral. Se aplica principalmente en los ámbitos laborales y es conocido como habilidades blandas. 
 
A pesar de las diferencias conceptuales de estos dos tipos de comunicaciones, te daremos algunos tips para aplicar en tu vida la comunicación efectiva y asertiva:
 
  • Muéstrate interesado en lo que las otras personas te estén diciendo.
  • Emite mensajes claros con ideas que no den lugar a ambigüedades. 
  • Siempre ponte en el lugar de las otras personas, la empatía te permitirá comprender sus necesidades y sentimientos.
 

Ventajas de ser asertivo(a)

La principal ventaja de la comunicación asertiva es el de saber sobrellevar los diferentes conflictos interpersonales. Sin embargo, existen otras razones que convierten a la asertividad en una característica maravillosa:
 
  • Saber decir que “no” es fundamental para cualquier tipo de relación. La asertividad nos permite trazar límites sanos de manera respetuosa. 
  • La asertividad nos enseña a gestionar nuestras emociones. Esto nos permite saber que los momentos de tristeza o enojos no son tiempos para tener conversaciones reflexivas o de conflictos. 
  • Te permitirá manejar los conflictos de forma proactiva consiguiendo acuerdos. El poder de las palabras te permitirá exponer los argumentos de tus pensamientos. 
  • No solamente aumentarás tu autoestima sino que, además, potenciarás la seguridad en ti mismo. 
 
Ser asertivo no tiene desventaja, no obstante, es muy difícil que consigamos serlo el 100% del día, pero definitivamente puedes trabajar en ser lo más asertivo posible y especialmente en esos momentos donde es de gran importancia que te comuniques de forma asertiva.
 

Claves para desarrollar una comunicación asertiva

Existen personas que naturalmente tienen una comunicación asertiva. Sin embargo, en la mayoría de los casos, es una característica que se trabaja.
 
  • Explora tu habilidad para expresarte: ¿Te enfrentas con dificultades al comunicar tus pensamientos? Es beneficioso escribir lo que piensas para clarificar tus ideas y comprender mejor tus estados emocionales internos. Esta práctica te permite no solo entender mejor tus propios pensamientos, sino también comunicarlos de manera más efectiva a los demás.
 
  • Cultiva la empatía: La empatía es una habilidad que desarrollamos desde la infancia a través de nuestras interacciones sociales. Implica la capacidad de comprender las emociones de los demás y ponernos en su lugar. Al fortalecer esta habilidad a lo largo de nuestras vidas, podemos mejorar nuestras relaciones interpersonales y crear conexiones más significativas con los demás.
 

Recomendaciones para ser una persona asertiva

  • No puedes complacer a todos: Aceptar constantemente todas las demandas puede llevarnos al agotamiento emocional. Es esencial establecer límites para cuidar nuestra salud mental y emocional, aunque esto implique desilusionar a otros en ocasiones.
 
  • Cultiva la autenticidad y la coherencia: No basta con hablar; es crucial actuar en congruencia con nuestros valores. Mantener una postura transparente y honesta en todas nuestras interacciones fomenta relaciones basadas en la confianza y el respeto mutuo.
 
  • Aprende de tus experiencias: La asertividad implica reconocer que el fracaso es parte inevitable de la vida. Cada desafío superado nos brinda valiosas lecciones para orientar nuestras decisiones futuras y descubrir nuevos caminos hacia el éxito. Ver cada error como una oportunidad de aprendizaje nos permite crecer y evolucionar constantemente.
 
 

Ejemplos de comunicación asertiva

Hemos desarrollado en profundidad todas las implicancias que tiene la comunicación asertiva. Ahora, veamos cómo aplicarla en casos prácticos con ejemplos de comunicación asertiva:
 
  • Situación con amigos: Es habitual que en la charla con amigos, alguno de ellos, haga un comentario que va en contra de tus principios. En ese caso, puedes preferir no dar tu opinión respetando la opinión de los otros; sin embargo, te estarás faltando el respeto a ti mismo.

    Es importante que en este punto puedas respetar el comentario de tus amigos pero también deberías expresar tus sentimientos y desacuerdos. 

    Pero, ¿de qué manera en este caso puedes tener una comunicación efectiva? Una manera de afrontar esta situación es con la comunicación asertiva con frases respetuosas y cordiales que te harán sentir bien contigo mismo: “Comprendo tu opinión pero sinceramente yo pienso esto…”

  • Cuando alguien te dice algo que te hiere: ¿Hay algo más doloroso que alguien a quien quieres te diga algo hiriente? Estas situaciones son las más difíciles de aplicar la asertividad porque generalmente nos callamos para evitar la confrontación.

    Pero es importante que sepas que la comunicación asertiva te permitirá trazar límites dentro de los parámetros del respeto. En esta situación, podrías responder al agravio con asertividad con frases asertivas como: “Entiendo tu enojo pero no acepto que me trates así”. “ Al hablarme de esa manera me haces sentir enojado o menospreciado” o “Preferiría que no me hables de esa manera o hablemos cuando se te pase el enojo”.

    Estos dos ejemplos nos permiten comprender sobre la comunicación con respeto, empatía y por qué es importante la comunicación asertiva.

 
 
 
¡Estamos aquí para apoyarte!

¡Estamos aquí para apoyarte!

Nuestra orientación especializada de 15 minutos es completamente gratuita, y te ayudará a encontrar el mejor especialista para ti. No esperes más: ¡toma el control de tu bienestar hoy!.

¡Comienza tu viaje gratis!

Preguntas frecuentes

¿Qué es la comunicación asertiva?

Es una forma de comunicación que se encuentra basada en el respeto y la calma. Además, nos permite expresar con libertad lo que sentimos sin herir a las otras personas. 

Mejora tu autoestima, confianza mientras que nos permite conocer cuáles son nuestros verdaderos sentimientos. Además, el respeto sobre los pensamientos de las otras personas hace que nos respeten mejorando nuestras relaciones interpersonales.

Es importante saber escuchar, ser empáticos y ser claros en nuestros mensajes. De esta manera se pueden resolver los conflictos intercambiando ideas. No obstante, para hacer florecer nuestra asertividad, es importante conocernos a nosotros mismos. 

La comunicación asertiva se aplica en todos los ámbitos de la vida cotidiana. Esto nos permite expresar nuestras ideas con educación, de forma directa y respeto hacia los demás y nosotros mismos. 

Por esas características, es que la comunicación asertiva se encuentra presente en el día a día. ¿Su objetivo? Conseguir relaciones personales respetuosas y productivas.

1. Empieza a utilizar el pronombre “yo”. Esto es muy importante para expresar tus opiniones sin poner excusas sobre lo que piensas.

2. El enojo genera frustración y suelen hacernos “perder la cabeza”. Por eso, antes de que esto ocurra, expresa todo aquello que te hace sentir mal.

3. Desarrolla la escucha activa y responde cuando quieren herirte. Siempre es importante que la respuesta sea con respeto. Si alguien te dice que contigo “no se puede razonar” simplemente pregúntale “¿Por qué crees que no puedo razonar”. 

4. No permitas que nadie cambie tu forma de pensar. Cuando emiten una opinión con vehemencia e intenta cambiar tus ideas, simplemente repite tus argumentos. Esto hará mermar la intensidad de tu interlocutor. 

5. Aceptar nuestros errores y equivocaciones es el último punto para ser asertivos. Si alguien nos acusa o reprocha por algo que no hemos realizado, solamente debemos disculparnos y decir que lo haremos mejor la próxima vez.

 

Existen varias características que hacen a una persona asertiva:

Saben expresar sus sentimientos.

Inspiran confianza a los demás.

Respetan las opiniones de las otras personas. 

Son escuchas activos.

Tienen inteligencia emocional.

Son empáticos.

Mantienen la calma durante los momentos de conflictividad.

Las personas asertivas no son agresivas y saben llevar adelante una discusión con respeto. Además, no tratan de escapar a los conflictos, e intentan llevar a cabo sus decisiones. 

Además, tienen la capacidad de asumir sus errores sin flagelarse por ello y no siente que tiene que excusarse por cada cosa que haya realizado.

Especialistas recomendados

Te recomendamos algunos especialistas que se enfocan en trabajar en vínculos afectivos

Ver más especialistas

Escoge el monto de la tarjeta de regalo

Escoge el monto de la tarjeta de regalo

Descubre al especialista perfecto para ti

¿No estás seguro de qué profesional de salud mental elegir?

Regístrate en Selia y te asistiremos en la elección entre más de 300 expertos. Además, podrás agendar tu primera sesión.